Con letras de oro se ha escrito en el cielo el nombre de Bruno Caleb, luego de que el bebé de la familia Saucedo Arriaga, recibiera la gracia del bautismo.
La Parroquia Nuestra Señora de Los Bosques abrió sus puertas para acoger a este bebé, quien fue llevado a la pila bautismal por sus orgullosos papás: Armando Saucedo y Mayela Arriaga.
Asimismo, destacó la presencia de sus padrinos: Raúl Castañón y Cecilia Urzúa, quienes elevaron sus oraciones para manifestar su gratitud a Dios, por permitirles estar presentes en ese acontecimiento tan significativo para su nuevo ahijado.
Finalmente, el sacerdote oficiante bendijo a quienes acompañaron a Bruno Caleb en su bautizo, augurando para él, una vida colmada de enormes bendiciones.

¡Participa con tu opinión!