En una ceremonia efectuada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad (Campestre), la niña Luisa Fernanda Martínez Díaz recibió la gracia del Espíritu Santo, mediante el sacramento del bautismo.
Para esta memorable ocasión, contó con la presencia de sus familiares y amigos, principalmente la de sus papás y padrinos, de quienes recibió una enorme bendición.
Luego de la celebración religiosa, la pequeñita fue homenajeada con un emotivo festejo familiar.