Agustín Esquivel Damián fue llevado a la Casa de Dios para que recibiera el sacramento del bautismo.
El Templo del Rosario (La Merced) enmarcó la ceremonia donde estuvieron presentes sus orgullosos padres, Eduardo Esquivel Partida y Sandra Damián Cervantes.
Asimismo, se contó con la presencia de sus padrinos: Jorge Armando Esquivel, Beatriz Partida González, Manuel Damián y Gloria María Cervantes.
Emotivo fue el momento en el cual, el ministro de la Iglesia ungió con el aceite de los catecúmenos al pequeño Agustín, para después verter en él, el agua del Río Jordán.
Finalmente, bendijo al bautizado, así como a sus seres queridos, para quienes pidió a Dios, les conceda una vida colmada de hermosos momentos en familia.