Agradecidos con el Creador por brindarle a su hijo la oportunidad de recibir el primero de los sacramentos, se mostraron Carlos Gilberto Aguirre Ramírez e Idalia Vanessa Herrera Orozco.
El pequeño Gilberto fue llevado a la pila bautismal de la parroquia Nuestra Señora de La Soledad (Campestre), donde contó con la presencia de sus padrinos: Julio Treviño y María Guadalupe Herrera Orozco.