En Aguascalientes no hay componendas, hay diálogo y acuerdos, pero no es ni será escenario de negociaciones mediáticas ni bajo presión, señaló el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), Pedro Gutiérrez Romo.

Al refrendar el rechazo total del empresariado de la entidad contra cualquier intento de intromisión y desestabilización laboral en la entidad, llamó a la iniciativa privada a extremar precauciones y no dejarse sorprender por presuntos líderes obreros.

“Es gente que está más interesada en generar conflictos para sacar raja política, que en representar a los que en verdad trabajan y velar por su mejoría; son oportunistas y no deben encontrar aquí nicho alguno para su actuación”.

En entrevista, Gutiérrez Romo reconoció la mesura frente al ataque del 1° de mayo a las oficinas de la CTM local, y el tino de no responder a la provocación que plantearon y de la cual seguramente pretendían obtener respuesta para luego victimizarse.

Asimismo, dijo que la apreciación general de los empresarios es que se debe preservar la tranquilidad laboral, ya que es un activo que al estado ha servido como factor para atraer inversiones extranjeras y locales.

Destacó que en Aguascalientes desde hace más de medio siglo no hay huelgas y eso es reflejo de estabilidad laboral y de buena relación entre los factores de la producción; por lo que el reprobable incidente en la CTM se evidencia como una intentona sin definición ni sustento.

“Fueron provocadores que sembraron violencia esperando respuesta y no la obtuvieron porque así la respuesta es el diálogo; de tal manera que la respuesta cauta y firme de la autoridad fue adecuada”.

Recordó el líder empresarial que en Aguascalientes hay toda clase de sindicatos, locales y delegaciones de nacionales, por lo que no hay necesidad de buscar gente que venga de otros estados a crear “organizaciones” y menos si son de entidades donde hay violencia laboral.

Aseguró que los empresarios son cuidadosos en no incorporar agrupaciones extrañas a sus negocios, sin embargo, como hay libertad de hacerlo y todo depende de la decisión de cada jefe, la lección que deja el incidente es tener mucho cuidado.

Finalmente, recordó que en el CCEA hay asesores en la materia, así como una estrecha coordinación con las autoridades de seguridad, para proceder de la mejor manera ante una intromisión sorpresiva.