En contra de la imposición que pretende hacer el Gobierno Federal a los refugios de mujeres en el país, para que operen bajo un nuevo modelo de atención denominado Puerta Violeta, se pronunció la directora de la Fundación Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar, pues dijo que tal esquema está mal diseñado y no va acorde a la realidad de dichos centros.
En entrevista con El Heraldo, la activista señaló que el plan del Gobierno Federal correspondería más para los Centros de Justicia, y no es un modelo integral para mujeres, como el que actualmente operan los refugios. Por tal motivo, comentó que desde la Red Nacional de Refugios está luchando para evitar tal imposición y se pueda seguir operando bajo el esquema actual, que fue elaborado por cerca de 15 directoras de refugios desde hace algunos años, el cual se ha perfeccionado gradualmente a partir de las necesidades reales.