Ana Silvia Lozano

“Que hagan bien las cuentas”, demandó al Congreso del Estado el rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Francisco Javier Avelar González, al exponer que la UAA ni es la más cara, ni soportaría un tope a las cuotas que cubren los estudiantes por el servicio educativo, pues sería una afectación severa a sus finanzas, a mediano y largo plazo.
“Una proyección determina que de acuerdo al índice inflacionario promedio, en una década se registraría una depreciación del 22% de los recursos propios”, agregó al tiempo de dejar en claro que si bien “a mí no me va a tocar”, sí hay intención de mantener una institución sana en todos sentidos y lo financiero es tema fundamental.
Entrevistado en el marco de la visita que hizo ayer el gobernador Martín Orozco a Ciudad Universitaria, el rector Avelar González consideró que la razón social que motiva la iniciativa, debe cubrirse con plena sensibilidad y equidad social.
Esto es, apoyando a los jóvenes que lo necesitan y también en plena equidad y responsabilidad social, invitando a las familias de los jóvenes que tienen suficiencia económica a que apoyen a su universidad.
Aseguró compartir y atender la motivación social de los legisladores y en ese sentido, les hizo un llamado precisamente a respaldar a los jóvenes que lo requieren para continuar sus estudios con suficiencia de recursos y con los mecanismos adecuados hacia la Institución.
Explicó que la aportación de recursos propios de la UAA es de alrededor del 25% de los que ejerce anualmente y depreciado en 22% dentro de diez años, significa construir un problema para el futuro.
Respecto de que la UAA es una institución costosa, recomendó hacer bien las cuentas y sumar todo lo que pagan los jóvenes en otras universidades y que en la Máxima Casa de Estudios no se les cobra, empezando por el estacionamiento.
Reiteró que la motivación social de la iniciativa en el sentido de que es universidad pública que debe estar abierta a todos los jóvenes con capacidad y en independencia de su situación económica, se comparte plenamente, si bien el cómo se atiende esa situación, difiere.
“Y es que tratar igual a los desiguales no es justicia y a veces puede ser un crimen”, dijo, y en la UAA hay diversidad de estratos sociales y todos son bienvenidos, pero a los que se debe apoyar es a los que lo necesitan.
Finalmente, el rector de la UAA indicó que hubo una inyección reciente de 40 millones de pesos al Fondo de Becas y se atendió, como siempre, el total de solicitudes tramitadas en el periodo que pasó, donde hubo alrededor de 400 demandantes.

¡Participa con tu opinión!