Antiguos huertos y portales podrían ser aprovechados para darle más vida al Centro de la ciudad, consideró Luis Armando Tostado Pérez, presidente del Colegio de Arquitectos, pues muchos de estos espacios se encuentran desaprovechados o en franco abandono, por lo que profesionales de la arquitectura, propietarios y autoridades gubernamentales podría trabajar en coordinación para convertirlos en sitios atractivos, que conjunten espacios comerciales, habitacionales y públicos.

Indicó que por su ubicación, estos espacios serían atractivos para establecer bares, restaurantes y otro tipo de giros comerciales, pero para ello, es necesario elaborar un análisis de cada uno de estos lugares en lo particular y así establecer los proyectos que serían factibles, pues por sus dimensiones algunos podrían convertirse en andadores peatonales, lo cual resultaría atractivo para los inversionistas.

Tostado Pérez indicó que por el contrario, en algunos casos las dimensiones de estos lugares son muy estrechas, por lo que no es factible intervenirlos; añadió que principalmente en el primer cuadro de la ciudad, hay muchos terrenos que han quedado subutilizados porque se encuentras encerrados por bloques de casas y oficinas.

Manifestó que en algunos de estos espacios desaprovechados podrían convivir proyectos con distintos usos de suelo, pues podrían mezclarse departamentos habitacionales con comercios del giro gastronómico y complejos para oficinas.

Para concluir, el presidente del Colegio de Arquitectos destacó que la mezcla de usos de suelos ayudaría a que estos callejones y privadas tengan movimiento la mayor parte del tiempo, lo que le daría atractivo a estos espacios, pues con la consolidación de oficinas y restaurantes se favorecen las actividades diurnas, mientras que los bares y cafés atraerían a personas por la noche.