El descontrol en la logística y la falta de más custodios fue lo que hizo que se saliera de control la riña al interior del Cereso Aguascalientes, reconoció el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, José Asunción Gutiérrez Padilla, lo anterior tras la revisión realizada después del incidente ocurrido el pasado martes y a lo que las autoridades se comprometieron en resolver para evitar más conatos de violencia.

En declaraciones a El Heraldo, el ombudsman dio a conocer que el pasado miércoles acudieron dos profesionales investigadores de la CEDHA para percatarse de las condiciones que prevalecían un día después y encontraron que sólo había seis lesionados y que no hubo necesidad de sacar a ninguno fuera de las instalaciones, además de verificar la comida, la cual se encontró en buen estado.

“Estamos analizando más bien el tema de capacidad de reacción de los custodios, que no pudieron controlar la riña, se salió de control, según lo externado entre las propias personas que se encuentran privadas de su libertad. Eso es lo que nos dijeron, porque fue rebasada la autoridad del Cereso, ante la falta de elementos custodios”.

A pesar de lo anterior, dijo que hay el compromiso de las autoridades en resolver las situaciones para evitar que se vuelva a suscitar una problemática similar, la cual obedeció más a una falta de logística. “Comen los del módulo 6, deben regresar y una vez que se encuentran todos, le cierran al módulo y abren el 5 para que vayan a comer. En esta ocasión le abrieron al 5 antes de que fuera cerrado el 6, y antes de ir al comedor se dirigieron al módulo 6 y fue como los agredieron, así se suscitó la riña”.

Apuntó que por lo pronto no tienen más quejas formales ni informales sobre los demás Ceresos del estado, y de las visitas recientes que han hecho no han encontrado nada fuera de lugar, sin embargo, comentó que la CEDHA está alerta para atender cualquier irregularidad que les sea reportada.