CDMX.- “En la salud y en la enfermedad” es una promesa que las parejas suelen hacerse en el altar, y Jennifer Garner parece honrarla, porque no dejó solo a Ben Affleck, a pesar de tener años en trámites de divorcio.
La actriz decidió realizar una intervención y acompañar de nuevo al actor a rehabilitación, después de que el más reciente intérprete de Batman fue fotografiado junto a Shauna Sexton, modelo de Playboy, con cajas de bebidas alcohólicas en la entrada de su residencia en Los Ángeles.
De acuerdo con medios estadounidenses, Garner se presentó el miércoles en la casa del actor acompañada de un abogado y le suplicó que pidiera ayuda para combatir su adicción al alcohol, por el bien de sus hijos. (Staff/Agencia Reforma)