El vino mexicano ha ganado la preferencia del mercado nacional, quitando ese lugar al español, según datos de Información Sistematizada de Canales y Mercados (Iscam).
De acuerdo con la empresa mexicana dedicada a la medición y análisis de mercados, en el periodo enero-octubre de 2017 el vino mexicano representó 32 por ciento del total contra 25 por ciento del español.
Un año atrás, la bebida mexicana se quedó con 29 por ciento del mercado frente al 27 por ciento de la española.
Una de las razones de estos cambios en la participación de mercado responde a que en el País zonas vitivinícolas como el Valle de Guadalupe, en Baja California o Parras, en Coahuila, se están consolidando, explicó Horacio Núñez, socio director del segmento de centros de consumo en Iscam.
Estas regiones han aumentado sus áreas cultivadas y se han profesionalizado en diversos temas como el manejo de plagas, por lo que la calidad ha mejorado, añadió Núñez.

¡Participa con tu opinión!