Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores de conformidad con lo abordado la semana anterior respecto a los decretos de reserva, mismos que fueron objeto de distorsión mediática, aludiendo que era una privatización, nada de eso es cierto, ya la semana pasada les hice la transcripción de los artículos de la Ley de Aguas Nacionales, así como del artículo 27 de la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, aunado a las definiciones correspondientes a zona de reserva y de veda que les compartí.
A efecto de continuar, recordarán que se abordó el articulado correspondiente a lo que son los decretos tanto de reserva como de veda y sus requisitos, pero hice la semana pasada una invitación que tiene mayor valor en la que los invité a consultar los decretos, que los vieran físicamente, que no les cuenten por que se vuelven víctimas de la distorsión. No teniendo la información completa y que en este caso reviste una importancia.
La semana pasada se comentó el contenido del artículo 39 Bis, respecto al qué se emite y cuáles son las condiciones o requisitos para realizar el decreto de veda, por su parte en el artículo 40 nos establece cuales deben ser los requisitos tanto del decreto de veda como de reserva. Ahora pasaremos a transcribir y comentar el artículo 41 que corresponde a cuales son los objetivos de los decretos de reserva como los que han sido criticados. Entonces vamos a lo que determina dicho precepto: “ARTÍCULO 41. El Ejecutivo Federal podrá declarar o levantar mediante decreto la reserva total o parcial de las aguas nacionales para los siguientes propósitos: 1. Uso Doméstico y Uso Público Urbano; 2. Generación de energía eléctrica para servicio público, y 3. Garantizar los flujos mínimos para la protección ecológica, incluyendo la conservación o restauración de ecosistemas vitales.”La Autoridad del Agua” tomará las previsiones necesarias para incorporar las reservas a la programación hídrica regional y nacional”.
Como podrán constatar, de lo que se desprende del artículo 41 es que los únicos tres motivos por los cuales se puede declarar la reserva sea total o parcial es para el uso doméstico y público urbano, para la generación de energía desde la el rubro de servicio público y el garantizar los flujos mínimos para la protección ecológica, considerando la conservación y restauración.
Reitero esas son las únicas tres posibilidades o requisitos para decretar una reserva como es el caso de los diez decretos. Por eso he insistido en que lean el Diario Oficial de la Federación de fecha 06 de junio de 2018, y no hagan caso a rumores, les sugiero paciencia en su lectura porque es un documento con partes técnicas, pero si leen el texto podrán entenderlo, no se preocupen con las tablas que verán con números, son las coordenadas de ubicación de los cuerpos de agua superficial, es decir, ríos que deben estar considerados en cada una de las coordenadas de su trayecto, porque de eso se trata de preservar el cuerpo de agua para los fines de la reserva.
Cabe señalar que este decreto prevé la reserva para los próximos 50 años. Como habrán escuchado los problemas de disponibilidad de agua son preocupantes, entonces este decreto prevé la satisfacción del recurso, tomando el criterio de la “prelación”, es decir, existe prioridad sobre el uso agrícola ponderando las necesidades básicas del ser humano, es decir, el uso público urbano, la generación de energía para el uso doméstico, dentro de estas variables, no podemos ignorar, que la población ha aumentado y los núcleos urbanos, así que el servicio público es indispensable para poder dar cumplimiento a lo que dispone el artículo 4 de la Constitución en cuanto derecho humano.
Ustedes también podrán constar que el mencionado decreto describe o refiere que viene precedido de los diversos estudios que ha realizado la Conagua en cuanto a la disponibilidad del recurso agua y el futuro que garantice el abasto y suministro dentro de esos 50 años. Verán en el decreto que se menciona al río San Pedro, a la presa Calles, y a la presa del Niágara, pero también cómo se prevé abastecer en un futuro a la ciudad con agua procedente desde Juchipila, porque este decreto permite como ya lo señalé que la reserva de agua sea para garantizar el uso doméstico, en una de tantas ciudades como Aguascalientes, sobre este tema, existen estudios previos.
Finalmente, quiero remarcar como lo dije desde la semana pasada, con relación a la figura de una concesión que en la historia de Aguascalientes, el escuchar esa palabra genera reacciones de oposición por diversas circunstancias de insatisfacción, pero concesionar no es privatizar, ojo, lamentablemente ciertos grupos en cuanto ven en una ley o reglamento la palabras “prestación por iniciativa privada” levantan la voz al cielo, la prestación de servicios siempre ha existido, o ¿quién se imagina que construye puentes, pasos a desnivel, camellones, carpeta asfáltica, etc,?, los construyen las empresas privadas, chicas, medianas o grandes. Las entidades gubernamentales son responsables de la ejecución de la obra, pero quienes construyen son los particulares.
Además la figura de concesión es para prestar un servicio, no que se apropien del bien, el agua no puede ser apropiada por particulares o colectivos, el agua es de la nación; la concesión se caracteriza por que se destina mediante un procedimiento a un ente privado para prestar servicios y en la asignación si el agua o el servicio lo prestara una entidad pública como gobierno del estado o municipios.
El decreto de reserva, me atrevo a decir, que fue un paso adelante, quizás la acción más destacada de este sexenio que está a punto de concluir y no se le ha dado el valor, opacado por los rumores; sin embargo, debo decir que no todo es miel sobre hojuelas, la debilidad que veo en los decretos, es la misma que padece todo el sector agua en el país y es la debilidad institucional desde el gobierno federal, estatal hasta municipal porque no se ha sabido, ni querido brindar la fortaleza a una auténtica y eficaz gestión del agua, la administración pública tiene debilidades y éstas deben abatirse, de lo contrario nuestras visiones de futuro pueden caer, por las modas de gobiernos insensibles o decisores desinformados o mal informados por venir, a fin de cuentas amable lector, estas son acciones tendientes a que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: [email protected]