Édgar Contreras / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Sep .- Ni Cruz Azul ni Chivas ni el futbol. Hoy los Clásicos y el balompié pasan a segundo plano. Los americanistas Edson Álvarez y Alejandro Díaz dejaron los colores de lado y sumaron esfuerzos al participar en una colecta de víveres para los damnificados por el sismo.

  Agua embotellada, alimentos enlatados, cobijas, pilas, gasas, vendas, alimento para bebés, analgésicos, agua oxigenada, papel sanitario, todo es bienvenido en el Centro de Acopio que establecieron Álvarez y Díaz en la primaria Benito Juárez, en la colonia San Rafael, en Tlalnepantla, desde las 8:00 horas.

  Ambos futbolistas crecieron en esta zona. De hecho, los hermanos mayores de Edson, César y Adriana, estudiaron en esta escuela. El defensa central del América quería apoyar ante la tragedia, por lo cual su madre, Adriana Velázquez, le recomendó aprovechar su convocatoria como figura pública para ayudar a los más necesitados.

  “Tenemos un peso en redes sociales, un peso con la gente, esto nos impulsa. Muchos aportan con donaciones, con cosas así, me consta, a mí me gusta apoyar así, lo hago por mi País”, expresó Álvarez, un tanto reacio a hablar debido a que no quiere que se politice el apoyo.

  Quedó claro que no hubo colores cuando alguien ventiló que una de las donantes le va a las Chivas.

  “Hoy todo es bienvenido, eso no importa”, dijo Edson.

  El “Güero” Díaz reconoció que la iniciativa fue de Álvarez, pero que él quiso sumarse en el afán de actuar por México.

  “El título de futbolistas, abogados, lo que sea, queda aparte, somos seres humanos que estamos tratando de ayudar a los nuestros, a los mexicanos. México es muy solidario y eso da mucho gusto”, expresó Díaz.

  Cinco personas ayudan a los jugadores azulcremas a organizar los víveres y artículos de las donaciones y otros ocho a subirlos a subir los mismos a un camión, que más tarde partirá a Coapa para que sea el club América el responsable de que la colecta llegue a donde más se necesita.

Y también dan material

Edson Álvarez y Alejandro Díaz no se conformaron con el acopio de víveres y compraron también herramienta la como palas, picos, mazos y hasta una carretilla, además de medicinas, jeringas y otros artículos médicos.

Alrededor de las 11:30 horas arribó a la Primaria Benito Juárez, en Tlalnepantla, un camión con todos esos objetos que los futbolistas adquirieron para los afectados por el sismo.

Los jóvenes jugadores del América no han parado de invitar a la gente a que se sume a la causa, a través de las redes sociales. Firman cuanto balón o playera les pasan, así como responden solicitudes de autógrafos, fotografías y mensajes de aliento.

Su iniciativa ha tenido éxito ya que el camión lleva ya alrededor de dos terceras partes de ocupación.

Los jugadores ya suman casi cuatro horas de colecta. Desayunaron chilaquiles junto al resto de los trabajadores, que para ese momento ya eran alrededor de 20 personas, algunas empaquetando, otras cargando, unas más armando una carretilla, todo por la causa del apoyo a México.