Los merengues de Zinedine Zidane se ponen adelante en la eliminatoria frente al Bayern Munich luego de remontar el encuentro y vencer a los bávaros con un resultado de 1-2, con lo que los blancos vuelven a demostrar su poderío en Alemania y apuntan para estar en la final de la Champions League por tercera vez consecutiva.
El equipo de Heynckes quería tomar este encuentro como una revancha por haberlos eliminado en el 2017 y 2014 con Ancelotti y Guardiola en el banquillo, respectivamente, pero parece ser que la buena racha de los merengues en Alemania no la puede detener ni el mismo técnico que llevó a los bávaros a conseguir el triplete en el 2013, y es que el día de ayer, con varios errores, los de Bayern Munich, dejaron ir oportunidades claras que a su vez, el Madrid aprovechó de buena manera y sacaron el resultado.
Luego de que el Bayern tuviera la primera oportunidad al segundo 20, con una jugada de Lewandowski hacia Müller, el Bayern dejó en claro que este era el partido más importante de esta temporada. Y fue hasta el minuto 27 cuando cayó el primer gol del encuentro; después de un error en la salida merengue, James Rodríguez habilitó de buena manera a Kimmich, que con una descolgada amagó con centrar pero al final remató a portería y puso el primero en la cuenta.
Luego de varios intentos por anotar el segundo, además de dos cambios forzados por parte de Bayern quienes ya no contaron con Robben y Boateng para el resto del juego, el Real Madrid comenzó a atacar para buscar eso gol de visita que les ayudaría mucho en la vuelta.
Y fue en el 43′ cuando ese gol apareció; tras unos rebotes fuera del área local, Marcelo remató de primera con la izquierda de manera cruzada y con fuerza, para así hacer imposible la atajada y darle el empate a los merengues a pocos minutos del descanso.
En la segunda mitad, los españoles buscaron cuidar el resultado sin antes intentar alguna jugada que les diera la victoria parcial, y con un enorme error de Rafinha, que entregó el balón a Asensio en territorio bávaro, los jóvenes merengues, Lucas y Marco hicieron una contra fenomenal de dos contra dos, en donde Vázquez terminó habilitando solo frente al arco a Asensio, y con un toque sutil le dio el segundo gol al cuadro de Zidane, mismo que concretaría la victoria merengue y que pone en predicamento el pase a la final para los alemanes, que el próximo martes tratarán de remontar la eliminatoria en el Santiago Bernabéu ante un equipo que se hace más fuerte en Champions League y que no dejarán pasar la oportunidad de obtener su decimotercera orejona.