Un duro golpe de autoridad es el que dieron los jugadores del Real Aguascalientes el pasado sábado por la tarde cuando recibieron al líder del grupo, Atlético Leones, en un partido que seguramente será una inyección pura de motivación y alegría para todo el equipo y cuerpo técnico, pues demostraron ser uno de los favoritos para obtener el campeonato del grupo para poder pasar a la liguilla entre grupos y conseguir trascender en la tercera división del futbol mexicano.
En partido disputado en punto de las 16:00 horas en el deportivo ferrocarrilero, el Real recibió al entonces líder de grupo para darle una catedra de futbol y pasarle por encima a los visitantes que poco pudieron hacer ante la buena exhibición de los locales. El partido se disputó con gran calidad por parte de ambos equipos, la pelea de media cancha y las oportunidades eran bastantes, el equipo visitante se fue adelante a pocos minutos de terminar la primera mitad al 42′ con gol de José Gastélum.
Esto sólo hizo enojar a los locales que para la segunda mitad salieron con todo y arrollaron por completo a su oponente, primero al 52′ el goleador del equipo apareció para clavar su gol 22 de la temporada y Salvador González puso el encuentro 1-1. Veinte minutos después el capitán Alfredo Andrade volvió a aparecer como en la jornada pasada y anotó el de la voltereta y cuando la visita buscaba el empate en los minutos finales, volvió a mojar al 82′ para el 3-1 parcial. Por su fuera poco al 93′ Alfonso Soto cerró la pizarra para un 4-1 contundente que le dio la victoria al Real de manera autoritaria.
Con este triunfo el equipo llega a 81 unidades para colocarse en la tercera posición de la tabla, con los mismos puntos que Atlético Leones, pero con menor diferencia de goles y a un punto del líder Mineros de Zacatecas que tiene 82 puntos. Solamente faltan dos encuentros para que finalice el torneo regular y el Real sigue en la pelea por el liderato general.