Tras informar que el Ayuntamiento de Aguascalientes cuenta con dos nuevas delegaciones municipales, con las que ahora suman diez, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel ratificó su decisión de no ampliar la concesión del servicio de agua potable, luego de que Veolia Aguascalientes tomó el control del servicio al desplazar a CAASA; “esa acción debieron asumirla antes y no hasta ahora”, dijo.

En entrevista, la presidenta municipal detalló que la delegación municipal Jesús Terán era demasiado grande con casi 400 mil habitantes, motivo por el cual se procedió a una reestructura de los organigramas de cada una de las 10 delegaciones, en coordinación con la Secretaría de Servicios Públicos, para que cada una de esas áreas cuente con jardineros, personal de limpia y alumbrado público.

Al omitir por ahora los nombres de los dos nuevos delegados, así como el nombre de esas dos jurisdicciones municipales, ya que se encuentran en un proceso jurídico, la alcaldesa capitalina señaló que estos funcionarios comenzarán a visitar a las personas con las que estarán trabajando y por ello les pidió que sean servidores públicos cercanos a los ciudadanos y que sepan gestionar y resolver los diversos asuntos.

Indicó que en la zona Centro también existe personal para ofrecer los mismos servicios delegacionales, la cual se atiende desde la Presidencia Municipal.

Al profundizar en la toma de control de Veolia Aguascalientes del título de concesión de agua potable y alcantarillado, Teresa Jiménez ratificó su decisión y se alegró por los cambios que aplica la empresa accionista mayoritaria, aunque lo debieron haber realizado mucho antes, pero se comienzan a ver mejoras en la atención ciudadana.

Indicó que cientos de juicios se mantienen vigentes en contra de la concesionaria y el Gobierno capitalino seguirá firme, porque Aguascalientes siempre ha merecido facturaciones justas y adecuadas en los consumos de agua, así como una prestación permanente y de calidad para todos los ciudadanos.

Luego, precisó que el regidor Óscar Estrada en conjunto con el resto de los ediles, ya trabajan el tema de la continuidad del servicio de agua potable, donde los técnicos y los especialistas deberán definir la mejor estrategia para Aguascalientes, lejos de decisiones políticas, sino con medidas responsables y técnicas.