Con todos sus aeropuertos en operación, un centenar de hoteles disponibles y sus principales atractivos turísticos abiertos, Puerto Rico se declara oficialmente lista para recibir a los viajeros, a tres meses del devastador paso del huracán María.

El Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (SJU) -el más cercano a la capital puertorriqueña- tiene servicio diario, directo y sin escala desde 17 aeropuertos de Estados Unidos.

Por otro lado, más del 75 por ciento de los hoteles en la isla ya funcionan con normalidad, destacó la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) a través de un comunicado. Y no sólo han reabierto alojamientos de lujo como El San Juan Hotel, Curio Collection by Hilton, sino que el destino presume nuevos espacios, entre ellos el Solace by the Sea, que se estrenó a principios de diciembre en la ciudad de Ponce.

El transporte terrestre funciona bien, asegura el CPTR: además de taxis o transporte público, los viajeros pueden optar por rentar un auto para recorrer los atractivos de la isla; en el destino operan 24 compañías especializadas en este servicio.

En cuanto a los atractivos turísticos, más de 107 ya se pueden visitar en toda la isla, entre ellos las pintorescas calles del Viejo San Juan, el Castillo de San Felipe del Morro -ambos en San Juan-, o la famosa Cueva Ventana, un atractivo natural imperdible localizada en el municipio de Arecibo.

Adicionalmente, hay más de 4 mil restaurantes disponibles; de ellos, unos mil 670 situados en la capital puertorriqueña.

En el destino también se ha reactivado la llegada de cruceros: 80 mil pasajeros han iniciado su travesía en San Juan como puerto de embarque en los últimos dos meses, señaló la Compañía de Turismo de Puerto Rico.

“El turismo es una contribución vital para la economía de la Isla, así que haber alcanzado estas metas no sólo nos ayuda a construir un Puerto Rico más fuerte y mejor, sino que también destacan la resiliencia de nuestra gente y nuestro destino”, dijo José Izquierdo, director ejecutivo de la CTPR.

¡Participa con tu opinión!