Mientras toda la liga se encuentra disputando la jornada doble, Necaxa se encuentra preparando el duelo del fin de semana ante Pachuca por el descanso que se tiene en la actividad a media semana. El partido del próximo sábado será realmente especial, ya que el Estadio Victoria tendrá la ausencia de su equipo casi durante tres semanas, pues los Rayos tienen un calendario con encuentros de visita en el cierre del torneo tanto en Copa MX como en la Liga, por lo que no verán actividad en Aguascalientes durante un buen tiempo.
El choque ante Pachuca a las nueve de la noche será el último partido en casa de los Rayos al menos en la fase regular del campeonato, en las dos últimas jornadas estará visitando tanto al Atlético San Luis, duelo que será a puerta cerrada, y al Puebla para culminar con la fase regular del Apertura 2019. En la Copa MX cerrarán su participación de fase de grupos visitando al Celaya, haciendo aún más larga la ausencia en Aguascalientes, todo esto se magnifica con la última Fecha FIFA del año que obligará a una pausa de una semana entre la fecha 18 y 19 del torneo, alargando la espera que tendrán que vivir los aficionados locales para ver a su equipo de nueva cuenta en el Victoria.
Si Necaxa se mantiene entre los primeros cuatro lugares de la clasificación jugarían los Cuartos de Final de vuelta en su casa, por lo que estarían volviendo al Victoria tentativamente hasta el próximo 30 o 31 de noviembre, cumpliendo casi un mes sin jugar en su estadio debido al calendario. Todo esto se tendrá que confirmar tanto con la calificación del equipo como el rival y el lugar que terminen obteniendo al finalizar el torneo. Por lo pronto, los aficionados tendrán que vivir intensamente el choque de este fin de semana ante Pachuca para disfrutar el partido que significará una pausa prolongada de los Rayos en casa. La clave para Necaxa en el cierre del torneo será sumar buenos resultados jugando como visitantes, cosa que no les ha resultado difícil al menos en el presente campeonato.