Reafirman 61 de 75 delegados asistentes a la asamblea del SUTEMA, la permanencia de su líder, Federico Domínguez Ibarra, al frente de dicha organización sindical. Representantes de la Federación de Trabajadores al Servicio de los Gobiernos de los Estados y los Municipios (FTSGEM) investigaron las denuncias en contra de dicho personaje y determinaron que todos los documentos y tomas de nota están en regla.
Durante la asamblea, los delegados asistentes al igual que los representantes de la Federación de Trabajadores al Servicio de los Gobiernos de los Estados y los Municipios, acordaron hacer un cierre de filas en apoyo a Federico Domínguez Ibarra para que siga en su gestión como secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Estado y Municipios de Aguascalientes, tras advertir que no permitirán que se divida a la organización.
El secretario de Finanzas de la FTSGEM, Francisco Javier Isaías Mayoral, comentó que se buscará incluso llegar hasta con el Ejecutivo del Estado, a fin de que se analice la situación de la organización sindical y se les cierre la puerta a quienes pretenden sorprender a los trabajadores con fines perversos. “El Comité Ejecutivo del SUTEMA que encabeza Federico Domínguez, tiene la toma de nota, su actuar se ciñe a la legalidad y por lo tanto cuenta con todo el respaldo de la Federación”.
Por su parte, el presidente del Comité de Vigilancia de la Federación de Trabajadores al Servicio de los Gobiernos de los Estados y los Municipios, Jesús Beltrán, ratificó el apoyo de la organización sindical nacional a Federico Domínguez, a los integrantes del Comité Ejecutivo y a los delegados sindicales, a quienes exhortó a seguir en su labor en favor de los trabajadores, pero sin caer en el juego de quienes buscan otro tipo de intereses.
Durante la asamblea, los delegados asistentes expusieron abiertamente la situación de la organización sindical, la forma abierta y transparente en la que trabaja la representación, además de enfatizar que sólo en unidad se puede seguir adelante en la defensa de los derechos de los trabajadores sindicalizados de los gobiernos, ante la nueva realidad que vive el sindicalismo en México.