Por veinticinco años de amor verdadero, manifestaron su gratitud a Dios, Rafael Ibáñez Maldonado y Gloria Romo de Ibáñez.
La capilla de Santiago Apóstol enmarcó la ceremonia donde los esposos renovaron sus votos matrimoniales, ante la presencia de sus seres queridos, especialmente de su hijo, Santiago.
Emotivo fue el momento en el cual, el ministro de la Iglesia felicitó y colmó de bendiciones a la pareja, señalando que su matrimonio es ejemplo de amor, comprensión, unión, fortaleza y éxito para las nuevas generaciones.
Asimismo, deseó que su vida matrimonial siga creciendo en la solidez y que perdure por muchos años más.
Más tarde, la familia Ibáñez Romo ofreció un banquete en el salón Vitrales del Hotel Antigua Hacienda de la Noria, donde los esposos gratamente departieron con sus allegados.