Un contumaz delincuente fue sorprendido cuando cometía un robo en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Laureles. El sospechoso se escondió debajo de unas cobijas, para evitar que lo encontraran los policías preventivos.
Quien terminó en los separos de la Policía Ministerial del Estado es un individuo identificado como Francisco Javier, de 26 años.
El miércoles a las 10:00 de la mañana, este sujeto se metió a robar a una casa ubicada en la calle Laurel Poniente.
En esos momentos, regresó el propietario de la casa a desayunar y al momento de abrir la puerta, se percató que la chapa estaba forzada. Asimismo, en el interior se escuchaban ruidos, por lo que optó por llamar al C4 Municipal.
Momentos después llegaron policías preventivos, quienes con autorización del propietario ingresaron a la vivienda.
Al comenzar a buscar al sospechoso, lo encontraron en una de las habitaciones, sobre una cama y tapado totalmente con las cobijas, con la esperanza de no ser visto.
El delincuente no corrió con suerte y fue esposado y detenido, por lo que ya se encuentra a disposición de la Agencia del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos.

¡Participa con tu opinión!