A punto de caer en una extorsión telefónica estuvieron empleados de una empresa de perfiles de aluminio.
Un sujeto que dijo ser integrante de un grupo de la delincuencia organizada, exigió la cantidad de 100 mil pesos a cambio de brindarles “protección”, o de lo contrario varios hombres armados iban a llegar a matar a todos los empleados.
Al final, el extorsionador se conformó con sólo 3 mil pesos, pero minutos antes de que se realizara el depósito, intervinieron policías preventivos de Aguascalientes, quienes lograron frustrar la extorsión telefónica.
Los hechos se registraron el sábado por la mañana, cuando una mujer de nombre Sandra, de 41 años, encargada de la mencionada empresa ubicada al oriente de la cuidad, recibió una llamada telefónica del número 551 235 4157, donde le decían que eran integrantes de un grupo delictivo y le exigieron la cantidad de 100 mil pesos por brindarles “protección”, ya que de lo contrario iban a llegar un grupo de hombres fuertemente armados para matar a todos los empleados.
La asustada mujer le comentó que sólo contaba con 3 mil pesos, por lo que el extorsionador se conformó con esa cantidad y le proporcionó un número de cuenta para que depositara el dinero.
La encargada le entregó los 3 mil pesos a otro de los empleados de nombre José Manuel y le pidió que los fuera a depositar a una tienda de conveniencia ubicada en la avenida Mariano Escobedo en su cruce con avenida Convención Sur, en el fraccionamiento Jardines de la Convención.
Sin embargo, otro de los empleados se percató de lo ocurrido y al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, de inmediato lo reportó al C-4 Municipal.
Momentos después llegaron policías preventivos de la unidad 0813-B1 del Destacamento “Morelos”, quienes al tener conocimiento de lo sucedido se abocaron a localizar al empleado que había salido a depositar el dinero.
Minutos después, policías preventivos de la unidad 0974-B1 detectaron al empleado cuando llegaba a la tienda de conveniencia, por lo que lo interceptaron y de esta forma se evitó que se hiciera el depósito solicitado.
Cabe destacar que mientras los policías preventivos se encontraban en la empresa atendiendo el reporte, el extorsionador volvió a llamar pero esta vez contestó uno de los oficiales, por lo que el delincuente optó por colgar la llamada y apagar el celular.

¡Participa con tu opinión!