Con la existencia de cincuenta mil casas abandonadas en el estado de Aguascalientes, donde treinta y siete mil de ellas se ubican en la ciudad capital, el titular del Instituto Municipal de Planeación (Implan), Jaime Gallo Camacho, adelantó que aquellas viviendas que son prácticamente inhabitables por ubicarse en zonas de alto riesgo, afectadas por fallas geológicas o vandalizadas y ya no son interés de los propietarios, podrían ser demolidas y establecer espacios públicos verdes.

Aseveró que la mayor parte de las viviendas que han perdido el interés de los propietarios se ubican al oriente de la ciudad, motivo por el cual se trabaja en coordinación con el INEGI, el Infonavit, la Seguot, la Sedum y la SSP, para determinar las mejores opciones de actuación en materia de las viviendas deshabitadas.

El director del Implan precisó que se evalúa un esquema para que las viviendas abandonadas se puedan usar de modo temporal y pacífico por aquellos que no tienen una casa y que en un mediano plazo puedan ser sujetos a un crédito para que las puedan adquirir o bien a un mecanismo de renta donde el Gobierno funja como aval o mediador entre los propietarios y posesionarios.

Jaime Gallo Camacho sostuvo que por la intervención municipal en diversas calles de colonias citadinas, se han logrado detectar y liberar muchas viviendas deshabitadas, en donde se generan problemas de delincuencia, hacinamiento y de ocupación de lugares por parte de personas que no son los propietarios.

Por ello se han iniciado los operativos para el desalojo de esas viviendas, pero también se dialoga con el Poder Legislativo para llegar a una mediación, donde los espacios deshabitados se puedan usar de modo temporal y pacífico por las personas que no tienen vivienda con el consentimiento de los propietarios, mientras se resuelve la situación jurídica.

Esta intención ha sido comentada con el Infonavit y con otras instituciones encargadas del financiamiento de la vivienda, ya que en el estado de Aguascalientes suman más de 50 mil casas abandonadas y en el municipio capital suman alrededor de 37 mil.

Además, existe una controversia con relación a esto, pues se estima que en las ciudades latinoamericanas el promedio de viviendas deshabitadas es de casi el 25%, lo que significa que Aguascalientes no es un caso de excepción, pero aquí debe ponerse énfasis en que del total de casas desocupadas, el municipio de San Francisco de los Romos es quien tiene la mayoría con 5 mil viviendas y representa casi el 35% de las casas de esa demarcación.

“Por eso es importante coordinar esfuerzos entre los desarrolladores habitacionales y los tres órdenes de Gobierno para establecer políticas que no se limiten a construir casas nuevas, donde el promedio anual de solicitudes asciende a 11 mil y cuya demanda se ocupa, pero debe hacerse algo para que la gente llegue a las abandonadas”, sostuvo finalmente.