Un grupo de cinco organizaciones de taxistas que representan a dos mil concesionarios, solicitan audiencia con el secretario de Gobierno, Ricardo Enrique Morán Faz, a quien han buscado en tres ocasiones sin éxito, y con quien urge un acercamiento para atender los asuntos pendientes como concesiones no plaqueadas y el aumento a la tarifa.
Refugio Eudave Ortiz, presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, señaló que las inquietudes de los concesionarios van en aumento, a causa de los ajustes en el combustible que no paran, por eso es indispensable charlar con la autoridad estatal para encontrar soluciones que favorezcan a todos.
Aseveró que estos asuntos se han abordado en la Dirección de Transporte, pero ahora se quiere dialogar con la Secretaría General de Gobierno, la cual se está negando y de continuar así, dijo, los concesionarios de las organizaciones de Taxistas Revolucionarios, Taxistas Unidos, Apta, Acota y Auto se acercarán al gobernador del Estado en un evento publico que él tenga.
Han transcurrido dos semanas y la Secretaría General de Gobierno no ha encontrado la oportunidad de agendar una cita con Morán Faz, lo que hace presumir que está evadiendo a los taxistas de Aguascalientes.
“Entre los temas pendientes se hallan algunas concesiones que no han sido plaqueadas, así como los aumentos de tarifa, porque la situación no anda bien para este gremio, ya que hay muchos carros que se paran porque no hay choferes. Estas situaciones deben atenderse desde ahora para que no se compliquen más adelante”, enfatizó Refugio Eudave Ortiz.
Las organizaciones interesadas en resolver estos asuntos son: Taxistas Unidos; Taxistas Revolucionarios; Apta, de Juan Manuel Hermosillo; Acota, de Enrique Hermosillo; y Auto, de Lucio Flores; entre todos los concesionarios se tienen más de dos mil taxis en la entidad.
Con respecto al incremento tarifario, dijo que cuando menos se necesita un ajuste del 15% en lo general, aunque deberá calcularse en función de tiempo, distancia y el banderazo de salida. Para ello se requiere elaborar un estudio pertinente relacionado con las empresas de los taxímetros, quienes pudieran ofrecer algunas sugerencias en este ámbito.
“Sin embargo, primero se debe encontrar la manera de que el Gobierno del Estado y los concesionarios se sienten a platicar los diversos temas, porque se necesita ayuda para que este gremio continúe funcionando adecuadamente. La petición que se plantea es necesaria, no es una necedad”, finalizó.