Los empresarios del ramo de restaurantes y de antros esperan la llegada de las fiestas mexicanas de septiembre para reactivarse, luego de la baja en las ventas que cíclicamente viven en el mes de agosto.
Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Claudio Innes Peniche, recordó que ante el regreso a clases y los múltiples gastos de los padres de familia en uniformes, útiles y pago de colegiaturas, suele bajar considerablemente la actividad en estos negocios.
Otro factor que influye es que hay muchas familias que salen de vacaciones y por lo tanto sus gastos se enfocan a cubrir esas actividades, de tal manera que la afluencia a restaurantes tiende a caer.
No obstante, los múltiples eventos de graduaciones en el mes previo permite estar preparado para los periodos de “vacas flacas” como es el mes de agosto, en que prácticamente los restaurantes permanecen con el mínimo de actividad.
En entrevista, Innes Peniche dijo que los empresarios del gremio están preparados para arrancar septiembre con una serie de actividades y promociones propias para el festejo de las fiestas patrias.
Un factor importante es que este año la noche que se conmemora el grito de Independencia y que es la celebración principal del mes, cae precisamente en fin de semana, de tal suerte que con el arranque del mes y la decoración alusiva inicia el ambiente festivo.
Los gastos familiares de tipo escolar más fuertes ya se sufragaron para la mayoría y se espera que los fines de semana repunten las ventas hasta en un 100%, especialmente la noche del 15.
Finalmente, destacó que con esa fecha especial la dinámica del sector se mantiene estable ya que empiezan a prepararse para los festejos de fin de año, pues hay empresas grandes que requieren celebraciones de gran dimensión y ya empiezan a reservarlas y anticipar qué tan rentable será este año ese tipo de eventos.