GUADALAJARA.-Los Tigres del Norte han demostrado, con casi medio siglo en la música, supervivencia, y con muchos méritos.
Sus éxitos son prueba de ello, además gran parte de su vigencia, aseguran, la deben a la solidaridad y a los lazos que han generado con diferentes generaciones.
A punto de cumplir 50 años de carrera, el grupo pretende seguir avanzando y enterrarle la garra a las nuevas generaciones, como la de los millennials.
“Las generaciones siguen cambiando y el que se adapte, pueda mandar un mensaje y proyectarse de manera natural, es el que lo va a lograr”, dice Luis Hernández, el más joven de los integrantes, sobre la permanencia de las agrupaciones.
A futuro no descartan un documental o una serie biográfica sobre Los Tigres del Norte; eso sí, aseguran que siempre continuarán junto al público.
“Hay varios proyectos. Esperamos que nuestra salud esté ahí y sigamos conservándonos. La serie de nosotros, a lo mejor un día se lleva a cabo, no sabemos todavía”, añade Luis.
La resistencia que han mostrado a lo largo de su trayectoria permanece en boga, también por apoyar a personalidades con las que consideran comparten el mismo mensaje, como Kate del Castillo.
Con ella han mantenido una relación estrecha y por eso hasta la aconsejaron manejar con cuidado las declaraciones dentro de su documental Cuando Conocí al Chapo.
“Kate está contando su historia, lo que vivió y creo que es válido… además el riesgo que se está tomando todavía, porque no es fácil. Hay que apoyarla. Vamos a esperar que tenga éxito y que salga de esto bien librada”, opinó Hernán.
Dan esperanza musical
Con su estilo, que recuerda al de los juglares y al de los cantores de corridos revolucionarios, buscan acercar su público a un panorama esperanzador, por lo que en sus letras, además de hacer una denuncia política y social, llevan a quienes las escuchan a un clímax donde prevalece el anhelo de tiempos mejores.
Gente de diferentes contextos sociales los siguen; algunos en situación vulnerable, como los migrantes, para quienes las letras trascienden la nacionalidad y el color de una bandera.
“Esperemos que el favoritismo llegue en algún momento para la gente latina, que vivan una vida completamente en paz”, señala Jorge Hernández, sobre el gobierno de Donald Trump, de quien critican las medidas que ha tomado durante su mandato.
“La gente que radica en ese país, los que van y vienen, todos tenemos un resentimiento, porque empezó su campaña con nosotros los mexicanos”, agrega. (Jonathan Hernández/Agencia Reforma)