Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los magistrados electorales quieren seis camionetas nuevas, blindadas y que cuestan en conjunto 13 millones 500 mil pesos.
Su argumento es que esos autos son necesarios para garantizar “su independencia” y porque se sienten inseguros en su trabajo.
Los magistrados -quienes ganan poco más de 4 millones de pesos anualmente- han estado en el ojo del huracán tras decisiones polémicas como la de ordenar el registro de Jaime Rodríguez “El Bronco” como candidato a la Presidencia a pesar de que el INE le comprobara que las firmas de apoyo de su candidatura fueron obtenidas de forma fraudulenta.
Dicha decisión puso en duda la independencia de por lo menos cuatro magistrados del Trife.
El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) solicitó al Consejo de la Judicatura Federal un “préstamo temporal a título gratuito” hasta el 31 de diciembre de 2018 de seis camionetas blindadas para los Magistrados de su Sala Superior, similares a las que se asignan a juzgadores que llevan casos penales de alto riesgo.
El Tribunal arguyó que si bien en sus estacionamientos tiene camionetas blindadas éstas están “obsoletas”.
“En consideración a la necesidad de brindar las medidas de máxima seguridad a los Magistrados del Tribunal Electoral, se ha realizado la revisión del parque vehicular consistente en camionetas blindadas, llegando a la convicción de que se encuentran en estado de obsolescencia”, explicó en un oficio del 9 de marzo el Secretario Administrativo del TEPJF, Jorge Enrique Mata.
Agregó que, con las camionetas solicitadas, “el Tribunal Electoral podrá brindar a sus Magistrados las medidas de seguridad a fin de garantizar la independencia y autonomía en sus determinaciones, dada la complejidad del entorno que se presenta en los procesos electorales a realizarse”.
Entre 2016 y 2017, el Consejo de la Judicatura gastó 319 millones de pesos de dinero de los mexicanos para comprar 141 camionetas Suburban y Tahoe con blindaje nivel 5, capaz de soportar ataques con fusiles de asalto calibre 7.62, que han sido asignadas a jueces y magistrados que llevan casos penales en al menos ocho ciudades.
Con este antecedente, el costo de las camionetas blindadas para los Magistrados electorales sería de unos 13.5 millones de pesos, equivalentes a 21 por ciento de los 64.3 millones de pesos asignados a la Sala Superior para el rubro “bienes muebles, inmuebles e intangibles” en el Presupuesto 2018.