El diputado Jesús Morquecho Valdez reconoció que persiste la violencia escolar, por lo que hace falta mayor participación de padres de familia, maestros y alumnos; “además de cuidarse unos a otros, hay que denunciar cualquier violencia física y psicológica”.

Indicó que es fundamental perder el miedo a las represalias, lo que puede conseguirse con el apoyo de la familia y de los propios directivos escolares; por lo que en vez de solapar estos actos o considerar que nada pasa, hay que enfrentar los problema y buscarles la mejor solución.

“Hay que exhortar a los alumnos a que denuncien malos tratos de sus compañeros y de sus profesores, en caso de darse”.

Hoy, el Pleno del Congreso aprobará medidas para desestimular estas conductas. Se trata de diversos artículos de la Ley para prevenir, atender y erradicar la violencia escolar en el estado, normatividad que tiene el propósito de atender a los estudiantes en todos los ámbitos, niveles y modalidades educativos, de las instituciones públicas y privadas, sobre cualquier forma de violencia escolar producida entre los mismos estudiantes de forma intencional, ocasionando un daño físico o psicológico.

Asimismo, busca establecer los lineamientos para otorgar el apoyo asistencial a los receptores y generadores de dichos fenómenos y sus familias.

“El bullying sí tiene cura, sólo hace falta voluntad para atacar la violencia de diferentes frentes”, aseguró Morquecho Valdez.

Además, al establecerse el Consejo Preventivo, éste estará integrado por la directora genera del Instituto Aguascalentense de las Mujeres, y por un grupo de especialistas en materia de educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior, superior y educación especial.

Para su selección se contempla emitir anualmente durante enero, una convocatoria abierta para que la ciudadanía conozca las atribuciones del Consejo, y para establecer los requisitos que deben cubrir los interesados en formar parte del grupo de especialistas.

Durarán en su cargo un año, pudiendo ser reelectos por una sola ocasión, en el entendido de que la primera convocatoria se emitirá en enero próximo. No obstante, las disposiciones restantes entran en vigor, una vez publicado el respectivo decreto.