Solicitarán a empresas adoptar medidas que permitan reducir el estrés laboral entre la clase trabajadora. Jesús Enrique Ramírez Pérez, secretario general de la CROM, sostuvo que sólo un 20% de las compañías asentadas en el estado han introducido prácticas para tratar de reducir el agotamiento físico y mental de sus trabajadores, los cuales, de no atenderse, pueden llevar a un deterioro en el estado de ánimo y la salud de las personas.
Comentó que no atender estos síntomas también puede conllevar a una falta de motivación por parte de los empleados, para que realicen las labores que se les asignan, lo cual merma la productividad de las empresas; por ello, es necesario que estas prácticas se adopten en la mayoría de las compañías, petición que se ha tratado de abordar desde el sindicalismo en el último lustro.
Ramírez Pérez detalló que aquellas empresas que ya han reparado en la importancia de este fenómeno, han hecho adecuaciones en sus instalaciones, como la habilitación de áreas de juegos para que los empleados durante sus tiempos libres puedan practicar labores que les permitan reducir el estrés, con juegos de mesas, practicando ping-pong, o realizando alguna actividad física.
Adelantó que en la próxima revisión de los contratos colectivos se intentará negociar con los representantes de las empresas para que adopten prácticas y políticas a favor de la salud de los empleados, entre las cuales se considere el brindar tiempos de descanso, así como establecer áreas de recreación y esparcimiento.
Finalmente, el secretario general de la CROM manifestó que cada vez son más las empresas que se han mostrado en disposición de atender los problemas originados por la fatiga y el estrés laboral, por lo que se espera que haya avances positivos en el futuro inmediato en este sentido, en beneficio de la calidad de vida y la salud de los trabajadores.

¡Participa con tu opinión!