Trabajará el Banco Nacional de Cerebros de la mano con las autoridades de salud en Aguascalientes para investigar las posibles causas del suicidio en la entidad, mediante el análisis de cerebros, destacó José Luna Muñoz, coordinador de dicho organismo dependiente del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados.
Reconoció que el suicidio es un fenómeno que actualmente afecta a entidades como Sonora, Aguascalientes, Zacatecas y Guanajuato, que son zonas mineras importantes. De ahí que se planteará al titular del ISSEA la intención de coadyuvar en el estudio y combatir esta problemática de salud.
“Aquí en Aguascalientes sería la idea investigar las causas a nivel de cerebro, las causas que originan la cuestión del suicidio. De hecho esa es una de las propuestas que queremos hacerle ya al secretario de Salud del Estado, para que podamos ver también qué está ocurriendo y porqué se está incrementando el suicidio”.
El representante del Banco Nacional de Cerebros dio a conocer que recientemente fue invitado por Durango a través del Centro de Investigación Multidisciplinario del Politécnico, a colaborar con el Biobanco que están desarrollando, para estudiar el fenómeno de las personas que se suicidan.
En tal sentido, destacó que en el caso de aquella entidad analizarán las alteraciones neurodegenerativas de los cerebros, que pueden estar sucediendo, y ver la participación de metales que pueden estar involucrados en este proceso degenerativo.
Entrevistado en el marco de su participación en la Jornada por el Día Mundial del Alzheimer, organizada por la Fundación Familiares de Alzheimer Aguascalientes, José Luna Muñoz dio a conocer que se está en pláticas con la presidenta de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes, Carolina Bernal López, a fin de crear una extensión del Banco Nacional de Cerebros en la entidad, tras reconocer que aquí hay el material humano para la investigación.
“Lo importante es involucrar a la mayor cantidad de gente que esté deseosa para estudiar esto. Ahorita se abrió la opción de poder estudiar los cerebros para el Alzheimer y los suicidios, pero también hay otras enfermedades muy importantes que pueden estar involucradas”, concluyó.