Agencia Reforma

CDMX.- Los nuevos Diputados federales mantienen los viejos privilegios: Pasaportes gratis, sin citas, sin colas y hasta la puerta de su oficina.

“Es parte, me imagino, de las regalías que nos otorgan aquí en la Cámara”, dijo la veracruzana de Morena, Carmen Mora García.

“Esto se hace como en cada legislatura”, se defendió e legislador potosino del PT, Silvano Garay. “Es normal”, alegó.

La única diferencia es que antes el PRI acaparaba los trámites. Ahora, Morena, con 255 de 500 Diputados, y sus aliados como el PT, con 28, satura los lugares en el módulo especial que la Secretaría de Relaciones Exteriores instaló en el vestíbulo del Salón de Sesiones.

“Fue casi de inmediato”, celebró Juan Pablo Sánchez, de Ciudad Neza, también de Morena. “La última vez que tramité mi pasaporte fue como en 2008 y me tardé casi todo el día; aquí nos han estado dando el servicio excelente”.

También morenista, Julio Carranza Áreas salió con planes de viaje a Iowa para conocer cómo le sacan más rendimiento al maíz.

Incluso Ana Gabriela Guevara, del PT, quien del Senado brincó a San Lázaro y que ya se prepara para dirigir la Comisión Nacional del Deporte (Conade), aprovechó para renovar su documento en ese módulo especial.

Un ciudadano normal debe sacar cita con anticipación y pagar mil 205 pesos por un pasaporte con vigencia de tres años; mil 660 por seis años, ó 2 mil 550 por 10 años, además de los 90 pesos promedio que cuestan las fotografías.

A los legisladores, las fotografías se las toma ahí mismo un empleado de la Cámara de Diputados.