José de Jesús López de Lara

Un adicto al “cristal” fue asesinado, cuando un grupo de personas pretendían trasladarlo a un anexo para internarlo para su rehabilitación. Debido a que la víctima estaba resistiéndose, uno de ellos trató de controlarlo al colocarle una sudadera sobre su rostro, pero no se percató que le bloqueó completamente las vías respiratorias y provocó que muriera asfixiado.
Tras las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PME, se logró identificar al autor material del crimen, por lo que fue detenido en cumplimiento a una orden de aprehensión.
Quien murió de manera violenta a manos de un grupo de personas que trataban de llevarlo a un anexo para rehabilitarlo, fue un drogadicto identificado como Ricardo, de 27 años.
Mientras que la persona que fue señalada como sospechoso de provocarle la muerte, es otro interno de dicho anexo de nombre David, de 16 años, quien ya se encuentra recluido en el Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente (CEDA).
Fue el pasado martes por la madrugada, cuando familiares de Ricardo, quien era un adicto al “cristal”, pidieron apoyo al Anexo “Philadelphia” que se ubica en el rancho “Los Pavorreales”, por el rumbo de la carretera a El Conejal, a fin de que lo trasladaran a ese lugar para ser sometido a rehabilitación.
Un pastor que es el encargado de dicha granja de rehabilitación, dispuso que tres de sus trabajadores fueran a recoger a Ricardo, por lo que con apoyo de otro interno de nombre David, se trasladaron en una camioneta hasta la colonia Constitución.
Al llegar al domicilio de Ricardo trataron de llevárselo, pero éste opuso resistencia y con ayuda de sus mismos familiares lo subieron a la camioneta.
Debido a que durante el trayecto el adicto seguía resistiéndose y forcejeaba, David trató de controlarlo y le colocó una sudadera en el rostro, pero al hacerlo le bloqueó las vías de respiración por lo que Ricardo murió asfixiado.
Fue hasta que llegaron al anexo cuando descubrieron que el paciente estaba inconsciente y al confirmar que había muerto se dio aviso directamente a la Fiscalía General del Estado.
Durante las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PME, y los trabajos de medicina forense realizados en la Dirección de Investigación Pericial, se logró establecer que el adolescente David fue la persona que le provocó la muerte al adicto cuando trató de someterlo.