Elementos de la Policía Preventiva del municipio de Aguascalientes frustraron el intento de suicidio de un hombre, quien pretendía quitarse la vida en el interior de su vehículo tras inyectarse un analgésico de uso veterinario en uno de sus brazos, pero los uniformados lograron atenderlo antes de que la situación empeorara.
Fue alrededor de las 13:47 horas de ayer cuando policías preventivos municipales recibieron el reporte de que en el cruce que forman la calle Río Sena y la avenida Aguascalientes Poniente, en el fraccionamiento Colinas del Río, se encontraba un vehículo en cuyo interior había una persona sospechosa.
Al arribar al sitio del reporte, oficiales de la Policía Preventiva Municipal a bordo de la unidad 0047, confirmaron que dentro de un vehículo en color gris, se encontraba una persona del sexo masculino inyectándose una sustancia en el brazo izquierdo.
Ante esto, los oficiales se aproximaron para cuestionarlo sobre su actuar, y al abrir la ventanilla el hombre, se percataron que se encontraba con la calefacción encendida a su máxima potencia.
Tras varias preguntas, el hombre que se identificó como José, mencionó que se estaba inyectando porque ya no quería seguir viviendo debido a que tenía muchos problemas por lo que aseguraba que no iba a descender del vehículo a pesar de que los oficiales le insistían. Dialogando con el hombre en crisis, los agentes se percataron de que se había inyectado una sustancia para uso veterinario por lo que solicitaron los servicios de emergencia.
Frente al riesgo de que el hombre terminara consumando el intento de suicidio, en un descuido de José, uno de los oficiales introdujo la mano por la ventanilla y logró abrir la puerta del vehículo, sacándolo para ponerlo a salvo.
En el interior del vehículo se aseguró una jeringa y una sustancia de nombre “zoletil”, que es un analgésico para uso veterinario. Al lugar de los hechos arribaron paramédicos quienes valoraron a José y le brindaron la atención necesaria; así mismo se presentaron sus familiares, para finalmente, ser trasladado a recibir la atención necesaria a la clínica “Agua Clara”.