La oportuna intervención de policías preventivos de Cosío evitó que una persona del sexo masculino intentara suicidarse, arrojándose de un puente vehicular ubicado en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del kilómetro 55+000.
Se trata de un hombre identificado como Ángel, de 60 años aproximadamente, quien se encontraba parado a la orilla del puente vehicular y dispuesto a arrojarse al vacío. En ese momento pasaban por el lugar los oficiales de Seguridad Pública Municipal de Cosío, quienes al percatarse de lo anterior, inicialmente trataron de dialogar con el hombre para tranquilizarlo y evitar que se suicidara.
Sin embargo, al detectar que dicha persona sufría una fuerte crisis nerviosa y los ignoraba, decidieron intervenir y aprovecharon un descuido para sujetarlo de ambos brazos y retirarlo de la zona. Esta persona alegaba que ya no deseaba vivir, pues era un estorbo para su familia y nadie lo quería.