Quería morir desangrado

Un hombre originario del estado de Durango y que atravesaba por una crisis depresiva tras haber sido abandonado por su hijo, intentó suicidarse en el interior de una habitación de hotel donde estaba hospedado.
Los hechos se registraron el miércoles por la mañana, en el hotel “Allende” que se ubica en la calle Allende, en el Barrio de San Marcos.
Fue la propietaria del hotel quien reportó al C-4 que uno de sus huéspedes había intentado suicidarse y se encontraba lesionado. Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos del Grupo Ciclopolicías, quienes en una de las habitaciones encontraron tirado en el suelo al señor Enrique Alberto, de 66 años, el cual sangraba del brazo izquierdo y del cuello, tras haberse provocado heridas cortantes con una navaja de rasurar.
Los ciclopolicías ayudaron de inmediato al hombre y lograron controlar la hemorragia. Posteriormente, en la ambulancia UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección civil fue trasladado al Hospital del ISSSTE a recibir atención médica, reportándose su estado de salud como estable.
Se estableció que hace dos meses el señor Enrique Alberto y su hijo llegaron a Aguascalientes, procedentes del estado de Durango y rentaron una habitación en el mencionado hotel.
Sin embargo, hace pocos días el hijo abandonó a su papá, quien cayó en una fuerte depresión, lo que provocó que intentara quitarse la vida.