Una mujer que sufría un cuadro depresivo, intentó suicidarse e ingirió dos frascos con medicamento controlado, por lo que se provocó fuerte intoxicación.
A bordo de la ambulancia UE-12 de la Coordinación Municipal de Protección Civil fue trasladada a recibir atención médica al HGZ No. 3 del IMSS en Jesús María.
Los hechos se registraron el martes por la noche en una vivienda ubicada en la calle Salvador Patiño Domínguez, en el fraccionamiento VNSA.
Una mujer de 26 años fue encontrada inconsciente por sus familiares, tras haber ingerido dos frascos con medicamento.
Uno de ellos de Citalopram, que es un medicamento antidepresivo, mientras que el segundo contenía Clonazepam que es un fármaco utilizado para personas que sufren de epilepsia, o bien es un sedante que actúa sobre el sistema nervioso central y que afecta a los químicos del cerebro.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” de la SSPM.