Luis Alberto Cabrera Díaz obtuvo un lugar en el CCH Sur con un puntaje perfecto en el examen de ingreso y anhela convertirse en un médico, como su padre, en quien ve ejemplo y por el que eligió a la UNAM para estudiar.
“Quiero llegar a ser médico y desarrollar mi carrera y ayudar a toda la gente que pueda. Mi ejemplo es mi padre”, subraya.
Entre risas, cuenta que su familia no paraba de repetirle que todas las preguntas las contestaría bien, y que cuando sus padres le dieron la noticia él no lo creía.
“Ya me lo habían dicho muchas veces, que sí los iba a sacar (los 128 aciertos). Pensé que solo lo estaban diciendo para hacerme sentir mejor. Estaba nervioso precisamente por los resultados. Me quedé muy impactado, la verdad no lo esperaba”, refirió.
Su hermano menor, con un abrazo, le asegura que seguirá sus pasos y en cinco años él también sacará un puntaje perfecto.