Quedaron unidos para siempre

Ante la imagen sagrada de San Antonio de Padua, Marco Antonio Barba Hermosillo y Mayela Montserrat Luna López prometieron amor, respeto y fidelidad hasta que la muerte los separe.
La pareja dio fin a la etapa de noviazgo para unirse mediante el sacramento del matrimonio, y de esta manera han comenzado juntos una nueva vida.
La felicidad de sus esponsales, Marco Antonio la compartió con sus padres, Marco Antonio Barba Ortiz y Angélica Hermosillo Chávez, mientras que Mayela Montserrat contó con la presencia de su mamá, Esperanza López y desde el cielo la acompañó su padre, David Luna Galván (q.e.p.d).
El momento más emotivo fue cuando la pareja intercambió votos matrimoniales, aceptando permanecer unidos hasta el final de sus días.

¡Participa con tu opinión!