Quedaron unidos ante Dios

En la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción se llevaron a cabo los esponsales de Fernando Pino Cuarenta y Blanca Ugarte Salas.
Después de haber tenido una bella relación de noviazgo, la pareja decidió unir sus vidas en una sola, por lo que se comprometieron ante familiares y seres queridos a llevar su relación al matrimonio.
Fue así como ante la Virgen de la Asunción se juraron amor, respeto y fidelidad hasta que la muerte los separe.
El sacerdote oficiante les dedicó reflexivo mensaje en el que destacó la comprensión y el amor que debe prevalecer en su vida de casados, a fin de que su relación perdure y sea su fuerza para continuar su camino.
Posterior a la ceremonia, los recién casados se dirigieron a un salón especial para compartir con sus allegados un brindis por su felicidad.

¡Participa con tu opinión!