En esta administración capitalina, la corporación policiaca acumula treinta y cinco bajas de uniformados por una diversidad de delitos y faltas, así como por negarse a presentar el examen de control y confianza, informó el regidor presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Alejandro Monreal Dávila.

Para el cierre de este ejercicio se calcula que la Secretaría de Seguridad Pública contará con 1,550 elementos, hoy se contabilizan 1,520, esto considerando los 80 nuevos cadetes que entrarán en formación en julio próximo y los 30 que serán jubilados, apuntó.

Tras la feria sanmarqueña, dijo que el área de Asuntos Internos no ha recibido nuevos procesos de policías, aunque a la fecha se investigan 45 expedientes  que han llegado en este año.

Explicó que la mayor parte de los ilícitos de los uniformados se relacionan con abusos de autoridad, agresiones, detenciones injustificadas y robos de artículos a los detenidos.

“En el año 2018 se registraron 60 casos de policías con mal comportamiento y este ejercicio se estima que será una cifra similar, aunque en el 2017 acumularon unos 70 asuntos”, indicó.

“Aunque ha ido cambiando el fin policiaco en los últimos años, todavía existe mucha mala interpretación sobre lo que es ser policía, algunos piensan que es para someter a gente, pero en realidad la policía preventiva es para socializar, tener mucha comunicación con la ciudadanía, para prever, en otros casos para intervenir de manera cuidadosa y respetuosa de los derechos humanos”, expresó.

“En ningún momento debe ser violentar con una acción de agresividad o desquite o descargue, precisamente en el tema de abuso de autoridad sucede esto de no saber el límite, o bien lo saben pero no lo respetan, razón por la cual se les hace saber que el uso de la fuerza es simplemente aplicar la fuerza necesaria en una detención, sin excederse”.

Sin embargo, reconoció que en ese tema hay errores y por ese motivo existen sanciones que van desde las amonestaciones hasta las separaciones definitivas.

“Esta administración ha dado de baja a 27 policías por su mal comportamiento a su uniforme, uno de esos casos tenía seis averiguaciones en Asuntos Internos, razón por la cual se procedió a separarlo de la corporación. Aparte, otras 8 bajas por control y confianza, cinco en el 2018 y tres este ejercicio”, concluyó.