Guadalupe Irízar 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por unanimidad, los magistrados de la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desecharon por extemporáneo el recurso que había presentado el líder de las autodefensas de Michoacán José Manuel Mireles en contra de la decisión de la sala regional Toluca de negarle su registro como candidato por Morena a diputado local plurinominal.
Con esta resolución inapelable, Mireles queda fuera de la contienda electoral del próximo domingo y el registro como candidato de Morena en el número uno de la lista de plurinominal se confirmó para Francisco Cedillo como propietario y Alfredo Azael Toledo Rangel como suplente.
Sin discusión, y votado dentro de un paquete de asuntos “desechados de plano” por las mismas razones de extemporaneidad, los magistrados resolvieron el SUP-REC-500/2018.
El registro de la candidatura de Mireles fue objeto de una serie de recursos legales, pues luego de un primer registro de Cedillo y Azael como candidatos de Morena, los órganos estatutarios de ese partido como la Comisión Nacional de Elecciones, cambió al candidato, hizo la sustitución ante el Instituto Electoral del Estado de México y en primera instancia éste registro procedió.
Los candidatos sustituidos acudieron al Tribunal Electoral del estado de Michoacán y a la sala regional Toluca, que les dieron la razón e invalidaron el registro de la la candidatura de Mireles.
La decisión más reciente de la sala regional del TEPJF adoptada el viernes 22 de junio, ya no fue analizada al no haber procedido el juicio ante la sala superior.

Los partidos no pueden hacer ahorros
En otra resolución, los magistrados de la sala superior votaron en contra de la solicitud del PRI de invalidar lineamientos del INE y autorizarle quedarse con remanentes del financiamiento público que reciben como partido político, para pagar eventuales multas.
Los magistrados resolvieron que los partidos políticos deberán reintegrar a la Tesorería de la Federación, los recursos entregados anualmente y que no hayan sido utilizados en actividades ordinarias y específicas para los que se les entregaron.
Además de resolver este caso, los magistrados aprobaron este miércoles una tesis en el mismo sentido, señalando la obligación de los partidos a regresar a la Tesorería de la Federación recursos públicos no devengados, tomando como balance, la anualidad de financiamiento que reciben para sus actividades.

¡Participa con tu opinión!