Ante la iniciativa de ley que pretende despenalizar el aborto asistido antes de los tres meses de gestación, tema que la diputada promovente, Érica Palomino, exige sea destrabada, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, J. Asunción Gutiérrez Padilla, exhortó a la reflexión en torno a que “el aborto no es una fiesta, ni evento de alegría para quien decide abortar; antes, habrá que conocer las motivaciones y particularidades que llevaron a la mujer a tomar una decisión de esta naturaleza”.
Entrevistado previo a la reunión que sostendría con diputados en el salón “Aquiles Elourduy”, subrayó que el aborto está autorizado por el máximo órgano Constitucional que es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que se ha pronunciado ya sobre ese tema; “desde ese punto de vista, no hay que opinar, es asunto resuelto”.
Cuando ha sido necesario y alguien acude a la Comisión a pedir apoyo porque en el Sector Salud no se les atiende, aparte de recibir su queja y darle trámite, se les ofrece acompañamiento y se hacen las gestiones que sean necesarias, desde luego con la discreción debida, dada la naturaleza de esta problemática.
Reconoció, que desde el punto de vista religioso, depende del credo de cada persona, decidir si es correcto o no, depende del discurso ético que se tenga. Lo cierto es que es un tema que debe seguirse discutiendo por los expertos.
Gutiérrez Padilla estableció que en estos casos es importante no criminalizar a las mujeres que por sus razones particulares lleguen a tomar esta decisión y que sea respetado su derecho a decidir libremente qué hacer con su cuerpo
Cabe recordar que el año pasado una mujer solicitó el apoyo de la CEDH, dado que en el sector salud local se le negó la atención para tener un aborto asistido, dicho caso fue atendido con la respectiva recomendación a la Secretaría de Salud del Estado.