Héctor Castillo y Lucía Vázquez arribaron a la Casa de Dios para manifestar su gratitud por permitirles celebrar 50 años de feliz matrimonio.
Durante la ceremonia, la pareja renovó promesas de amor, respeto y fidelidad, además de agradecer a Dios por la existencia de sus hijos: Liz, Ary y Ale, así como por sus nietos: Santiago y Max, quienes estuvieron presentes en esa fecha tan especial.
Después de la ceremonia, la familia Castillo Vázquez recibió a sus invitados en el salón Rústicos Calpulli, donde se ofreció elegante recepción en la que se brindó por los homenajeados.