El Presbítero Felipe Gutiérrez Rosales hizo un llamado a las corporaciones policiacas para que se coordinen en la lucha contra la delincuencia, por el bien de la sociedad. Se entiende que las policías Municipal y Estatal defiendan sus respectivas formas de trabajo, pero deben unir fuerzas para que sus estrategias sean más efectivas y la población se siente más segura.

“Es latente la descomposición social y las consecuencias de este fenómeno, de ahí que se tiene que trabajar más en materia preventiva y en su caso, demostrar capacidad resolutiva”.

Consideró fundamental que seamos cuidadosos de nosotros mismos; extremar precauciones tanto en la vía pública, como en espacios aglomerados; y que las casas cuenten con mayores medidas de seguridad, máxime cuando la familia sale de vacaciones, ya que los amantes de los ajeno, esperan cualquier oportunidad para hacer de las suyas.

“Por diversos acontecimientos lamentables que se han dado a conocer, se advierte que se ha desatado la violencia y la población está temerosa; hay zozobra tanto en colonias populares, como en zonas residenciales”.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN. Sobre los robos a los templos, dijo que afortunadamente no se han reportado nuevos casos, pero tanto los párrocos como los sacristanes y demás personal, están alertas. Además, se tiene mucho cuidado con las llaves del Sagrario, para que quede debidamente resguardado. Solamente en el Ave María, los mismos fieles se programan para hacer guardia, y siempre hay gente las 24 horas del día. En el resto de los templos, por necesidades del personal, se cierran cuando no hay actividad de culto y en las puertas se colocan letreros, con los horarios de las misas, para que los fieles estén bien informados.

VOCACIONES SACERDOTALES. En otro tema, informó que el próximo domingo inicia el Preseminario, para los jóvenes con inquietudes o vocación sacerdotal; dura dos semanas y en agosto comienza el curso oficial en el Seminario Diocesano.