Tal parece que no ocurrió el millonario robo que se había denunciado en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Prados del Sur.
Y es que durante el transcurso del domingo por la mañana, el propietario de la residencia que supuestamente fue asaltada el pasado jueves por la madrugada, encontró en una de las habitaciones el dinero en efectivo y las joyas que aparentemente habían sido robadas.
La Fiscalía General del Estado informó asimismo, que el propietario pidió que la investigación fuera cerrada.
De acuerdo a las investigaciones que realizaban agentes del Grupo Anti-Robos de la PME, el jueves por la madrugada, dos sujetos desconocidos ingresaron a la residencia ubicada en la calle Nevado de Colima, en el fraccionamiento Prados del Sur.
En ese momento sólo se encontraba un hijo del propietario, un joven de 18 años, a quien aparentemente habían dejado amordazado y amarrado de pies y manos, encerrado en una de las habitaciones.
Fue hasta la mañana de ese jueves, cuando llegó la empleada doméstica, quien lo liberó.
En un primer momento, se informó que los delincuentes se habían robado un millón de pesos en efectivo y joyería diversa valuada en otro millón de pesos.