Pide la CROM a la Profeco reforzar la vigilancia ante abusos en los precios por la compra de las listas de útiles escolares, que afectan la economía de los trabajadores, sobre todo de aquellos con menores ingresos, destacó su dirigente, Jesús Enrique Ramírez Pérez.
El secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana indicó que los agremiados de esta central obrera comenzaron a padecer los abusos en precios desde la semana pasada y ahora que han vuelto a clases, donde algunos comercios han estado abusando con precios muy elevados en productos básicos para el regreso a las escuelas.
Por lo anterior, dijo que es importante que la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor haga bien su trabajo, que se ponga las pilas y refuerce los operativos de vigilancia de precios, con el fin de proteger la economía de los consumidores con especial énfasis en la deteriorada economía de la clase trabajadora.
Ramírez Pérez precisó que los abusos en precios se han presentado en útiles, mochilas y uniformes principalmente, y muchos comercios del Centro de la ciudad están haciendo su agosto de forma indebida, ya que un producto que hace 15 días tenía un precio, ahora se percibe con otro ligeramente mayor, lo cual, dijo, no tiene justificación y se debe combatir.
“No es suficiente con el teléfono de quejas ni con acudir a denunciar abusos, lo que se requiere es que verificadores de Profeco realicen recorridos por centros de abasto y distribución de mercancías, por centros comerciales y por papelerías, para que ellos mismos detecten sin necesidad de una denuncia, cuando algún comerciante ha disparado los precios de los productos que vende”.
El líder de la CROM reconoció que los precios de los útiles escolares no están regulados, toda vez que están determinados por la ley de oferta y demanda, sin embargo, dijo que también existe la Ley de Protección al Consumidor, la cual tiene “dientes” para sancionar a aquellos comerciantes que sin causa justificada, suban los precios e impongan condiciones a la hora de realizar las compras.