Que “no ensucien” el proceso electoral con actos anticipados de campaña, demandó ayer el presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Landeros Ortiz, a quienes han sido postulados por los diferentes partidos políticos a las diputaciones locales.

Advirtió que aún no son candidatos y eso sucederá hasta su respectivo registro ante la autoridad electoral el próximo 20 de abril, pero aún después de ello no podrán publicitarse como candidatos, pues la campaña política no habrá iniciado sino hasta el 14 de mayo.

Entrevistado en el marco de la firma del convenio de colaboración IEE-ITEA, pidió respeto y prudencia al calendario electoral, recordando a los actores políticos que ser precandidato o candidato registrado no los legitima para dirigirse a la ciudadanía, aún en los casos presentados como difusión de información y promoción editorial.

Al respecto, reconoció que aquellos que son entrevistados por un medio y luego éste, a su vez, se difunde en anuncios espectaculares llevando en portada a los actores políticos próximos a contender por un cargo público, son algo “muy casuístico”.

“Hay que analizar el momento, el contexto, contenido, tiraje, distribución, todos los factores inherentes, y si se cataloga como acto anticipado de campaña la sanción es el retiro del registro”, advirtió.

Landeros Ortiz recordó que este año vamos a tener dos periodos paralelos, pues si bien es cierto el próximo 30 de marzo arrancan las campañas federales, a nivel local la situación es distinta y los candidatos a diputados locales tendrán que esperar.

Podrán asistir a eventos de los aspirantes a cargos federales, pero no participar con actores políticos, ni mucho menos pedir el respaldo ciudadano, presentarse como competidores o presentar plataformas.

“Su única participación podría ser como un ciudadano más que apoya sus preferencias electorales pero sin divulgarse, pues incurre en infracción administrativa primero y, en su caso, en un acto anticipado de campaña que puede sacarlo de la jugada”.

Finalmente, reconoció que el IEE no actúa de manera preventiva ni tiene “patrullaje” sobre el tema, pero si algún actor político señala a otro y brinda pruebas de actos anticipados, el IEE actúa y en su caso envía el asunto al Tribunal Electoral del Estado, para que resuelva.

Reiteró que la prudencia y el respeto serán factores sustanciales para “no ensuciar” el proceso con conductas al margen de la ley.