El secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana, Jesús Enrique Ramírez Pérez, recomendó a la clase trabajadora no comprar aparatos eléctricos por muy accesibles que parezcan, durante el “Buen Fin”.
Advirtió que ese tipo de artículos no son tan necesarios entre las familias y, ante el clima de inseguridad que atraviesa Aguascalientes, son los primeros bienes que perderían si alguien se mete a sus casas.
En entrevista, el líder sindical hizo un llamado a los trabajadores para no dejarse deslumbrar por supuestas ofertas que ya empezaron a difundirse, para el evento identificado publicitariamente como “el fin de semana más barato del año”.
Especialmente a ese segmento de trabajadores que recibirán un adelanto de aguinaldo en las empresas donde trabajan y que son hasta 4 por cada 10, alertó sobre lo engañosos que suelen resultar los descuentos y las ventas a meses sin intereses.
Dijo que en las tiendas departamentales se ofertan un sinfín de artículos y muebles a meses sin intereses, pero en realidad son precios a los cuales ya les agregaron la ganancia y los intereses del financiamiento, sólo los prorratean a mensualidades con montos netos.
A final de cuentas, dijo, resulta que los productos en realidad salen hasta en 30 o 40% más caros a su valor original y el trabajador ilusamente cree que está pagando lo justo y que encontró una ganga.
Recordó que el aguinaldo y toda clase de bonos y ahorros que podrían disponer los trabajadores en las próximas semanas, deberán ser gastados con responsabilidad y solamente en las cosas que realmente son necesarias para las familias.
En tal sentido, reiteró que los aparatos electrónicos no son una necesidad irremplazable en los hogares, pero sí son una grave tentación para los ladrones que por cierto andan desatados en toda clase de domicilios de la ciudad.
Finalmente, Ramírez Pérez recalcó que es necesario revisar y estar pendientes de los operativos de revisión que realizan la Profeco y la Condusef para evitar abusos.