Ahora fue en el fraccionamiento Pintores Mexicanos, donde desconocidos atacaron a balazos una vivienda, sin que afortunadamente se registraran personas lesionadas.
Minutos antes, el propietario de la casa había recibido una llamada telefónica donde le advertían que lo iban a matar.
Lo anterior provocó una gran movilización de patrullas de diferentes corporaciones policiacas, aunque no se logró dar con el paradero de los agresores.
Los violentos hechos se registraron el viernes a las 00:53 horas, en la calle Francisco Coitia, en el fraccionamiento Pintores Mexicanos.
Un reporte al 911 indicaba que en esos momentos se escuchaban varios disparos y se desconocía si había personas heridas.
De inmediato se trasladaron las patrullas 0037-B1 y 0036-B1 del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) de la Policía Preventiva, aunque al hacer su arribo, ya no encontraron a ninguna persona sospechosa.
En la calle se localizaron dos casquillos percutidos calibre .380, mientras que en el interior de una vivienda se ubicó una ojiva.
Asimismo, frente al domicilio se encontraba estacionada una camioneta Ford pick up, modelo 2005, color arena y placas de circulación del estado de Aguascalientes, la cual presentaba impactos de bala.
Minutos más tarde, arribaron al lugar de los hechos para realizar las investigaciones correspondientes, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del MP de Hospitales.
El propietario de la vivienda, un hombre de 43 años, dijo desconocer el motivo de la agresión.
Informó que minutos antes, recibió amenazas vía telefónica, pero no le dio mucha importancia, siendo que poco después escuchó los balazos frente a su domicilio.