Con el reporte de ochenta escuelas que están cobrando adelantadamente las cuotas escolares de padres de familia, el director del Instituto de Educación, Raúl Silva Perezchica, llamó a los papás a resistirse y negarse a pagar cualquier aportación voluntaria que alguna mesa directiva o escuela pretendan cobrar en este cierre de ciclo escolar, y a su vez proceder a denunciarla ante este organismo descentralizado.

Por esa razón, el IEA cuenta ahora con un equipo jurídico que visita a cada una de las escuelas reportadas para proceder a una auditoría de investigación por el concepto de simulación de consumidor, y con base en ello detectar si son funcionarios de la escuela o de los padres de familia.

Insistió en que el pago de las cuotas escolares voluntarias será hasta el próximo mes de septiembre de 2018, y aseveró que el Programa de Gestión Escolar (Proage) no pretende quitar esas aportaciones de los padres de familia; “que los papás no se dejen engañar por nadie, pues sus hijos ya están inscritos y nadie puede evitarlo”.

Si los papás deciden no apoyar económicamente a las mesas directivas de los padres de familia, no deben tener ningún problema para que sus hijos acudan al plantel educativo”, por lo que exigió a los directores de los planteles educativos aplicar la normatividad vigente que establece que no se debe contraprestar nada por el servicio educativo.

Nadie necesita inscribirse en este mes de julio, ese proceso ya sucedió en febrero pasado y los estudiantes ya se encuentran registrados en el sistema estatal y nacional. Además se debe estar consciente que por cada alumno de educación básica pública existen 200 pesos, mismos que pueden ser considerados para los gastos de cada plantel y de ahí fijar las aportaciones voluntarias.

Las actuales mesas directivas de padres de familia que ahora presionan con el cobro de las cuotas escolares, no existirán para el próximo ciclo escolar, ya que a principios de septiembre se estará eligiendo a los nuevos responsables de esa cartera de responsabilidad, donde podrán ser reelectos o no algunos de sus integrantes.

Cada escuela y mesa directiva de padres de familia deben recordar que los 200 pesos del Proage son parte de los recursos disponibles para los planteles y esa cantidad debe disminuirse de la aportación voluntaria que se acuerda en cada instancia, es decir entre los propios papás.

Finalmente, aclaró que no existe ningún impedimento si los padres de familia quieren aportar más de lo solicitado por las mesas directivas, pero nadie puede obligarlos a pagar o amenazarlos con que no inscribirán a sus hijos, eso no es válido.

¡Participa con tu opinión!